Magia y televisión: Reflexiones.

Vaya por delante el mayor de mis respetos para aquellos compañeros magos que se aventuran, estudian y trabajan la magia en televisión.

 
Pero, ¿por qué hablar y reflexionar sobre la magia en la pequeña pantalla? Esto, en realidad, son dos preguntas. Intentaré responder de forma que mi opinión quede lo más clara posible y, sobre todo, no olvidéis que en esto del arte no hay dogmas, esta es mi opinión que podéis, o no, compartir.
 
Vayamos al grano:
 
¿Por qué reflexionar/estudiar la magia en televisión?
 
Es una pregunta que creo que tiene una rápida, y fulminante, respuesta, pero que muchas veces pasamos por alto.
 
Al igual que no es lo mismo afinar y tocar un piano en una pequeña sala de música en vivo, que en un teatro para 200 personas o en un auditorio para 800, pienso que no es lo mismo hacer magia en condiciones de cerca, que en condiciones de escena o que, y aquí viene el tema, en televisión.
 
Esto parece bastante obvio, pero muchas veces hemos visto hacer a muchos compañeros magia de cerca (o escena) en televisión y hemos pensado: “No ha lucido lo que debería”, o “ha quedado regular…”, a pesar de saber que son grandísimos magos.
 
Entonces, si son grandes magos reconocidos por toda la comunidad mágica, ¿qué ha pasado? Pues, simple y llanamente, que no llevaba un repertorio adecuado para magia en TV, o bien que no se había preocupado de estudiar el entorno en el que iba a trabajar.  Por lo general, la TV no entiende de métodos, efectos ni teoría mágica, así que, siguiendo el símil, sería como afinar un piano en una sala pequeña y meterlo en un teatro con una sonoridad completamente diferente. 
 
Creo firmemente que las condiciones de trabajo SIEMPRE influyen en nuestro acto, ya es decisión nuestra conocer y estudiar las condiciones de cada entorno para estar preparados, o no. Yo te recomiendo lo primero.
 
Pero, ¿por qué hablar de magia en TV?
 
Pues simple y llanamente porque es un formato que cada día vemos más, y creo que todos deberíamos, aunque solo fuese por mera formación, conocer los entresijos de este entorno.
 
Muchas veces he oído que la magia no es para televisión. Pues oye, no estoy de acuerdo.
 
Y ahora que he retomado tu atención, me explico: estamos de acuerdo en que la tv no es el mejor espacio para disfrutar de la magia, al igual que una caseta de feria no es el mejor sitio para escuchar a un grupo de música. Eso es más que obvio. 
 
No obstante, ¿por qué negarnos a trabajar en un entorno que puede dar tanta difusión a nuestro arte? La clave está en saber como enfocarlo, rodearte de gente del gremio de la tv, conocer sus necesidades…en definitiva, adaptarnos y estudiar el espacio.
 
Creo que la TV puede ser una gran aliada para que la magia vuelva a estar en el lugar que le corresponde, siempre que se respeten los principios de nuestro arte. Personalmente, y esto es una opinión, pienso que el público espera que el mago genere una ilusión basado en un trabajo y conocimiento previo, y creo que sería un despropósito utilizar las posibilidades de la tv para engañar al público, para mi no es ético el uso de trucos de cámara, porque para eso ya tenemos el cine y los efectos especiales, lo nuestro es otra cosa. Es como si vas a un concierto en directo y te meten playback, pues oiga, no, no me parece correcto (aunque se haga). 
 
Es responsabilidad nuestra estudiar este nuevo (o no tan nuevo) horizonte que se nos abre, y explotarlo. Siempre dejando de lado prejuicios y mirando en favor de la magia.
 
Al final, todo se resume en lo mismo: dejemos de quejarnos por lo que está mal y trabajemos cada uno para corregirlo desde dentro. 
 
Trabajo, trabajo y trabajo.
 
– Jose Arcario –

 

Related Posts
2 Replies to “Magia y televisión: Reflexiones.”
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.