Desmintiendo 3 prejuicios sobre la magia

Hoy, en el blog de AndaMagia, desmentimos estos tres prejuicios sobre la magia:

1. LA MAGIA ES PARA NIÑOS.

Si eres mago es probable que alguna vez hayas oído está frase y, si no lo eres, es probable que lo pienses. No es tú culpa, es una imagen que está en el pensamiento colectivo de nuestra sociedad.

Si bien es verdad que hay una rama de la magia dedicada a la magia infantil, también existen multitud de salas dedicadas, exclusivamente, a shows de magia para adultos a lo largo y ancho de nuestra geografía (Málaga, Zaragoza, Madrid… Entre otras ciudades).

Desde AndaMagia os animamos a que probéis este tipo de ocio, sin duda os resultará revelador.

 

2. EL MAGO QUIERE ENGAÑARME.

No. Sin más rodeos. El ilusionismo es un arte que se basa en el engaño, si. Pero, en ningún momento, el objetivo del ilusionista, es engañar al público.

Tan solo se pretende mostrar un imposible y llevar al público durante un instante a un mundo de fantasía donde todo es posible.

Habitualmente se oye entre el público: “Eso tiene truco”. 

Ahora, imaginad que váis al cine, muere “el malo de la peli” y alguien se levanta y grita: “No está muerto de verdad, es todo un montaje”. 

¿Qué pensarías? … Pues algo así sentimos los magos al oír la susodicha frase.

Así que, querido lector, déjate llevar (como cuando vas al cine) y disfruta del imposible.

 

3.  EL MAGO ES UN TIPO GRACIOSO.

Una vez más, nos encontramos con un prejuicio heredado.

No todos los magos tienen que ser graciosos, igual que no todos los cantantes saben bailar, ni todos los dependientes/as de tiendas son amables.

Lo nuestro, es la magia.

En muchas ocasiones heredamos esa imagen de grandes magos de nuestra época conocidos por todos (véase Juan Tamariz), pero para nada debe ser un patrón común.

No hay dos magos iguales, puesto que no hay dos personas iguales. Pensad en el mago, como el vehículo para vivir experiencias imposibles de sentir de otro modo.

 

EPÍLOGO.

Espero que estás líneas hayan servido para romper algunos mitos sobre los ilusionistas.

A partir de ahora, cuando veas a un ilusionista, acuérdate de estás líneas y déjate llevar.

Luego, vuelve y nos cuentas qué tal la experiencia, os aseguramos que será algo que nunca podréis olvidar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Luis Javier Olmedo Páez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios cdmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.